• +591 61198889
  • info@guerreros-bolivia.org

QUIENES SOMOS

¿Quienes Somos?

Un sueño de pocos, puede ser la esperanza de muchos.

Quienes Somos

La “Asociación de Voluntarios Guerreros de Esperanza” es una organización juvenil de voluntarios, que desempeñan actividades de ayuda a cualquier esfera social, enfatizados en el objetivo principal de formar líderes y lideresas capaces de poder construir un mejor país, basados en los principios de “filantropía, solidaridad y reinserción social”.

Las primeras actividades desempeñadas durante los primeros meses de fundación en 2014 fueron mayormente de adecuación, puesto que la organización nació en marzo y fue fundado legalmente en julio del mismo año, con uso de Personería Jurídica renovable por cada gestión (justamente nos encontramos en proceso de renovación de la misma); registrados en la Gobernación de La Paz como una “Asociación Voluntaria”, la misma que exige el cumplimiento de Estatutos y Reglamento Interno de la Asociación.

Dentro de Estatutos la conformación está dada por la bifurcación de voluntarios, entiéndase entre “funcionales y temporales”; los mismos son convocados dependiendo la magnitud de la “batalla” (labor social) a ser desempeñada, en el caso específico de las actividades que son llevadas durante la mayor cantidad del año, solo son convocados los “voluntarios funcionales” que ascienden a un número aproximado de 70 Guerreros oficiales. En el caso de tener alguna actividad grande, vale decir, la campaña navideña u otra que demande un grupo mayoritario, hacemos uso de los voluntarios temporales, que serán parte del equipo, pero que gozan de absoluta libertad para formar parte del grupo funcional, o solo acompañar al equipo de forma eventual.

Historia de “Guerreros de Esperanza”

La Asociación de Voluntarios “Guerreros de Esperanza”, fue fundada tras la triste noticia de la momentánea desaparición del grupo de voluntarios “Carros de Fuego” quienes cumplían con la campaña navideña “Por la sonrisa de un niño” en compañía y bajo el nombre de “Radio Fides”, tras 25 años de arduo trabajo, cosas ajenas a la “masa de voluntarios” terminaron con el sueño de llevar una sonrisa a aquellos menos favorecidos, el emergimiento de grupos paralelos se vieron en la necesidad de tapar aquel vacío que dejaba la querida institución antes mencionada, lo que generó en sus miembros la desesperación suficiente como para formar una nueva institución.

Previamente, la organización estuvo conformada inicialmente por personas comprometidas con la esperanza de no dejar morir una tradición navideña, más allá de quienes fueron parte del grupo matriz de Guerreros de Esperanza, el primer nombre que se le atribuyó a la organización fue “Nueva Vida”, nombre diseñado por el primer “Consejero de Medios” Javier Guzmán, mismo que fuera bandera para las primeras actividades del voluntariado, como la primera visita al Hogar Alalay en abril del 2014.

Tras una serie de dificultades internas, el grupo fue creciendo y decreciendo eventualmente, ya que la organización debería ser única y generar una propia instrucción subjetiva identitaria más allá del pasado, organizando algo que debiera mantenerse durante el año, no esperando fechas especiales para su activación. Lo cierto es que muchas personas pasaron por la organización, algunas se quedaron y otras decidieron alejarse, pero siempre queda la esperanza de que su reactivación pueda ser efectiva.

El cambio de ideas, la renovación de constructos en relación a momentos anteriores fue efectiva desde las primeras a actividades oficiales de la organización, ya no sólo se comprendía el ser resultado de algo más grande sino también la idealización de un proyecto a largo plazo que pueda ser efectivo buscando mejores días para el país utilizando los preceptos de filantropía y colaboración homogénea.

La primera campaña navideña de Guerreros de Esperanza fue titulada “Salvemos la navidad”. Después de analizar el pasado con la institución anterior surgieron más dudas que respuestas, como el hecho de que hubo muchos niños que se quedaban sin la posibilidad de tener un obsequio por múltiples circunstancias que impidieran su presencia en los centros de entrega. Bastantes factores convergieron en que debiéramos buscar personas realmente necesitadas, niños en situación de riesgo, fue por ello que los beneficiarios fueron niños en: hospitales, orfanatos, cárceles, centros de niños especiales, niños trabajadores y niños en el área rural, éstos últimos fueron los pequeños que se encontraban en el camino a Copacabana, donde terminó todo el día 6 de enero de 2015.

La mayor cantidad de Guerreros de Esperanza estaban acostumbrados a trabajar con medios de prensa, en particular radial, motivo que conllevó al naciente grupo a buscar la colaboración de algún medio de prensa especialmente radial. Justamente durante la primera “Batalla Navideña, Salvemos la Navidad 2014” encontraron en Radio “Qhana” 98.5 F.M. (La Paz) las puertas abiertas para poder construir la primera gran colaboración en su historia, con quienes se logró duplicar el primer gran objetivo trazado. Además del eterno agradecimiento a los medios de prensa que nos regalaron un espacio para hacernos conocer por medio de entrevistas.

Asimismo, el agradecimiento a “GACIP” por el transporte el día de la primera entrega condicionó a la decisión del equipo para trabajar de manera conjunta en abril de 2015 regalando juguetes a los niños en su día, en el Teatro al Aire Libre.

El año 2015 tuvo bastantes momentos gratos para el voluntariado, pero sin duda, la campaña navideña resaltó la labor de los más de 340 voluntarios inscritos, con la compra de 5000 juguetes y la entrega a 17 puntos dentro de la ciudad de La Paz y 4 puntos en zonas rurales. Tras un mes de campaña se cumplió con éxito la segunda gran faena navideña de Guerreros de Esperanza.

El año 2016, se tuvieron muchísimas actividades, en las cuales el voluntariado creció en número y experiencia, a fin de construir un ambiente de familia lista para atravesar con los nuevos objetivos que se planteaban para campaña 2016, para comenzar el arduo trabajo de nuestra querida encargada de comunicación Adriana Velarde condujera el primer programa radial de Guerreros de Esperanza, denominado: “GUERREROS ONLINE”, donde se inició con la formación de la campaña navideña que llevó el nombre “Todo el año es navidad 2016”, donde se trabajó con el apoyo del Gobierno Autónomo Departamental de La Paz, pero mucho más importante la participación de alrededor de 400 voluntarios, con quienes se han conseguido superar los primeros 10000 juguetes y por tanto en nuestra sumatoria histórica los 17000. Además por primera vez se hizo la entrega en un espacio masivo en la ciudad de La Paz que fue el Coliseo Cerrado Julio Borelli Vitterito, donde además la institución por vez primera hizo una Teletón con transmisiones en vivo por Televisión Universitaria y Radio Lider.

En 2017 el nombre de Guerreros de Esperanza fue creciendo un poco más, siendo ya conocidos por un grupo mayor de organizaciones y la sociedad en general, se hicieron actividades completamente nuevas para lo que se hacía generalmente que han ayudado a crecer en todos los sentidos, llegando a un número de 150 voluntarios funcionales, esperando por superar los 600 en campaña, donde las lecciones positivas y negativas del pasado construyen una nueva visión de Guerreros de Esperanza, con un objetivo a futuro que es ser una plataforma interdisciplinaria que proyecte proyectos sociales como una empresa social al servicio de la sociedad.

El pasado 2017 el voluntariado trabajó por decisión grupal de forma completamente autónoma, sin aceptar propuestas de ninguna organización o medio para trabajar la campaña navideña, fue muy positivo porque hubo una reorganización total, dado el caso de que los anteriores líderes (vigentes hasta este año) fueron reemplazados por un grupo mucho más potenciado. De este grupo vale destacar a cuatro grandes lideresas de Guerreros de Esperanza: Roxana Santander, Sandra Auza, Priscyla Romecin y Noelia Higueras, sin embargo, cabe recalcar la excelente función de los líderes anteriores al haber sido uno de los años récord en actividades funcionales.

Durante la campaña 2017 se ha podido lograr hacer una entrega masiva en el Teatro Al Aire Libre, además de haber hecho posible por vez primera la realización del Festival Benéfico “Cantemos a La Paz”, donde se ha podido lograr integrar al voluntariado y hacer que lo logrado pueda entregarse en el mismo predio.

En 2018, la Asociación de Voluntarios Guerreros de Esperanza, alcanzaron un pico en actividades de activismo social, llegando a ser electos del Consejo Departamental de la Juventud de La Paz, además de haber desarrollado actividades en nuevos puntos de acción, dentro de esta lógica se han podido activar nuevos líderes que han trascendido en los resultados de la campaña 2018.

La campaña 2018 tuvo muchas particularidades, dentro de lo positivo la estabilidad de líderes tales como: Yessica Echalar, María Fernanda Gonzales (principalmente), la siempre meritoria voluntaria: Roxana Santander, junto con una gran lideresa que repitió su excelente labor: Noelia Higueras, además de la energía de Cristian Noguera. Esta campaña empezó con mucha energía el mes de octubre junto con Radio Laser, para dar pie al que fue “Laserton”, con quienes se logró un pequeño monto, pero fue meritorio además del hecho de que se haya podido iniciar la actividad con un evento en Mega Center, donde estuvieron connotados artistas nacionales como internacionales, tales como Código Fher y Diego Ríos.

Por decisión mutua se concordó a mediados del mes de noviembre proseguir con la actividad de forma particular, es por ello que felicitamos públicamente a Radio Laser por mantener “Laserton” y por parte de Guerreros de Esperanza, fue el inicio de la segunda parte de campaña que dio los resultados más positivos en la historia del voluntariado. Esta segunda parte, tuvo como colaborador principal al CENTRO DE JÓVENES Y EMPLEO (CJE) que es parte de la dirección de Desarrollo Económico del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, quienes además de brindar un espacio físico a la campaña, colaboraron con la proyección de la película “Muralla” y la coparticipación de la Cinemateca Boliviana, donde además fue la entrega masiva.

La campaña tuvo más de 15000 juguetes entregados, donde como puntos nuevos se sumaron: el Hospital Nuestra Señora de La Paz, el holandés, además de la Cárcel de San Pedro y las poblaciones rurales camino a Sorata, además de la propia ciudad. Los resultados fueron tan positivos que se terminaron todas las unidades de juguetes, zapatos y medias, pero además con ayuda de CJE, se llegó a entregar almohadas y comida a perros abandonados de tres macrodistritos de la ciudad (Cotahuma, Max Paredes y Periférica).

En 2019 la expectativa demarca cuatro actividades fuertes, primero con “Niños en las cárceles”, donde la intención fundamental es la inclusión de los niños y adolescentes en el tema de cooperación educativa, al ser el primer mes de clases, a intención es realizar mesas de trabajo en distintas asignaturas, con el fin de que esta colaboración pueda resultar favorable para su formación educativa.

Se ejecutarán en niños y adolescentes en edades de 10 a 15 años, para la ejecución de éste proyecto sería ideal poder hacer una invitación a los padres y madres (privados de libertad) durante la primera semana del mes. En lo posible se darán dos cursos donde se planteará una primera evaluación y una segunda evaluación para medir respuestas. Esto no se podrá hacer en las mismas instituciones de reclusión, por lo que se deberá buscar un punto de ejecución y además una forma de trasportar a los niños, tomando en cuenta que se trata de menores de edad.

Otra actividad es la inclusión con madres adolescentes, será un trabajo de ejecución funcional de una jornada, la intención es que esta actividad se presente en tres esferas, primero la educación de las madres, cuidado de sus hijos y un pequeño taller de “trabajo alternativo”. Dentro de la primera esfera, se espera contar con madres entre 14 y 21 años, mismas que tendrán un primer acercamiento con mesas de trabajo, donde se hablará fundamentalmente de sus capacidades académicas y se hará un pequeño reforzamiento a temas de educación sexual y reproductiva. Bajo la perspectiva del trabajo con sus niños, se les enseñará a cambiar pañales y una pequeña charla de concientización para que no pongan a trabajar a sus niños. Por último, el taller de “trabajo alternativo” donde se les enseñará a hacer manillas, collares, además de api para que todos salgan a vender.

La tercera actividad, pretende hacer una invitación a los colegios y universidades para que puedan participar de una charla de inclusión hacia el colectivo LGTB, pero asimismo se pretende hacer el día del voluntario LGTB.

En una primera instancia ver la posibilidad de lograr un escenario masivo, donde se pueda hacer una “Asamblea juvenil por los derechos de las personas”, donde de manera muy sucinta los miembros del voluntariado, autoridades y los propios representantes de LGTB puedan hacer una charla, para después hacer dinámicas entre los asistentes, bajo la consigna “ponte en mis zapatos”. En las dinámicas grupales se hará participar a todos los asistentes para que todos sean capaces de asumir la inclusión de las personas con afinidad sexual diferente.

Por último, el día del voluntario LGTB será una actividad donde los miembros específicos del colectivo, acompañen a los voluntarios a hacer un recorrido por las calles, obsequiando comida a las personas en riesgo de calle o que se encuentren pidiendo limosna, con el fin de que la ciudadanía vea que son personas normales y merecen el respeto de la población.

Y la cuarta actividad buscará hacer el “día del pedegre y la regadera”, se hará una invitación masiva para que los participantes puedan andar con comida balanceada para animales y una regadera con agua. La intención es simbólicamente hacer el riego de las plantas de la ciudad para protección del medio ambiente e invitar la comida balanceada a los animales de la calle.

Más allá, se intenta hacer pancartas y una especie de manifestación por las veredas, con las frases: “yo me incluyo a la sociedad, porque yo cuido a la ciudad”, “La Paz somos todos, personas, animales y medio ambiente”. “Cuida a las plantas como a ti mismo”, entre otros. La idea es hacer un trabajo de inclusión a las plantas y árboles de la ciudad, considerando que en el último tiempo han aumentado la tala de árboles y la calidad del oxígeno bajó, es por ello que el voluntariado pretende hacer un programa de “auto inclusión”, además alinearlo con el respeto hacia los animales, pero también hablar de la responsabilidad de los dueños hacia sus mascotas.

A ello se sumará la campaña navideña 2019 que buscará lograr 18000 sonrisas para crecer más y despedir la presidencia de Rolando Gutiérrez, quien llamará a elecciones en diciembre de 2019, estas se celebrarán el día 5 de enero de 2020 y unos días después será posesionado el nuevo directorio de la Asociación de Voluntarios “Guerreros de Esperanza”.

Historia y rememoración de la simbología guerrera

Rolando Antonio Gutiérrez Silva, fundador y presidente legal de “Guerreros de Esperanza” inició la construcción de un sueño, plasmándolo con la ayuda de personas increíbles a quienes se les debe una realidad hermosa que nos ayuda a construir una nueva manera de ver el mundo.

Tras una serie de elementos, el grupo inicial que partiera con todo el proyecto eran nueve (todos ex - Carros de Fuego), éste grupo tras algunos sucesos terminó con un reducido número que iniciaba la búsqueda de un nuevo pensar, fue entonces que con la constante colaboración de un amigo entrañable para Rolando Gutiérrez (importante mencionar a Fagrid Molina), quien coadyuvó el espíritu luchador y ayudó mucho a levantar el proyecto, al cual se sumaron un grupo de antiguos Carros de Fuego, también la inserción de voluntarios valiosos que nunca fueron parte del pasado matriz de Guerreros de Esperanza.

Fue entonces que se volvieron a sumar algunos de los pioneros “Guerreros de Esperanza”, entonces bajo el nombre de “Nueva Vida” equipo inicial que daba cuenta que se debía construir algo más grande de lo que se pensaba en ese momento, fue entonces que tras una reunión todos los presentes decidieron denominar al naciente voluntariado como: “Guerreros de Esperanza”.

Las reuniones venideras tenían que construir los pilares fundamentales para llevar a cabo las ideas de los voluntarios, fue así que se inició un concurso de logotipos. Se tenían bastantes ideas, pero una en especial ganó la atención de todos los voluntarios Guerreros de Esperanza. El infinito construido por una “G” y una “E”, no hubo idea más brillante que la presentada por Daniela Gamarra (una antigua Carro de Fuego) que encendió la mecha de la vela de la esperanza para el voluntariado.

El logotipo, tiene las siguientes explicaciones: Primeramente es una G y una E de “Guerreros de Esperanza” unidos por la forma de un infinito, porque el ayudar y hacer el bien nunca debería terminar, además la amistad que une a los miembros de “Guerreros de Esperanza” es infinita, porque la esperanza nunca acaba, cuando lo haga entraremos en una guerra positiva para recuperarla.

El escudo oficial de “Guerreros de Esperanza” fue creado por Yesid Pereyra, un gran ex Carro de Fuego, que dedica su vida a hacer el bien y colaborar a sus amigos, fue quien le dio vida y sentido subjetivo a la lucha de un “guerrero” porque por medio del escudo que diseñó se tienen elementos simbólicos que hacen crecer la motivación de cualquier agente de esperanza.

El escudo, tiene la simbología de protección con el logotipo al medio, justamente la guardia de aquella amistad, ayuda, filantropía y esperanza infinita y dos espadas cruzadas, que simbolizan el liderazgo de nuestras funciones, la lucha contra la tristeza de las personas, el arma simbólica para luchar contra todo lo que envilece y destruye a la sociedad.

Para la primera Batalla Navideña el año 2014, nuestra muy querida amiga Leslie Cornejo, por medio de su hermano, crearon el símbolo que diera el ícono a la campaña “Salvemos la Navidad”.

Éste escudo de campaña fue utilizado durante esa primera gran faena voluntaria, con algunos elementos igual de importantes. Mencionamos un escudo primario, para proteger una tradición hermosa de llevar regalos a los niños en navidad, con el logotipo inscrito al centro, además de tener alas, con la simbología de salvación, como una búsqueda de ilusión para quienes disfrutaron del trabajo de los voluntarios.

El año 2016 cuando el voluntariado trabajó con el Gobierno Autónomo Departamental de La Paz, surgió la necesidad de crear un nuevo blasón que debía representar al Departamento de La Paz con Guerreros de Esperanza, es por ello que se creó el tercer blasón oficial, de uso exclusivo en la campaña navideña, que es básicamente la conjunción entre el Escudo de La Paz y el Escudo de Guerreros de Esperanza.

Logo “Guerreros de Esperanza”


Escudo “Guerreros de Esperanza”


Escudo Campaña 2014
“Guerreros de Esperanza”

Escudo Campaña 2016
“Guerreros de Esperanza”




Misión

Evaluamos alternativas viables que humanicen a las diferentes comunidades afectadas por la realidad actual de nuestro país, actuamos con el fin de encontrar soluciones prácticas a problemáticas complejas, el propósito es la inteligencia productiva y creativa, formando líderes y lideresas distributivos para romper obstáculos e inercias.

Visión

Somos parte de los mecanismos de ayuda solidaria nacional y reinserción social, aportando todo lo que esté a nuestro alcance para colaborar con quienes más lo necesiten, sin importar a que núcleo social pertenezcan. Enfatizados en la formación de personas, quienes inspiren en todos los habitantes de Bolivia un cambio real de carácter humanístico, apostando por crear en conjunto un nuevo estado de ánimo, más positivo y solidario.

Preceptos

  • FILANTROPÍA

    La Filantropía, es el valor común de todos quienes esperan construir un mejor lugar para vivir, entiéndase con éste término como la práctica de cualquier actividad o idea que condicione la ayuda a cualquier esfera social que requiera de nosotros.

  • SOLIDARIDAD

    Ligada a la filantropía pero con un concepto diferente, es el primer plano subjetivo de colaboración, la solidaridad no es solo una acción, es más bien una estructura personal que altera la conducta de tal manera que nace la motivación para buscar hacer el bien y ser mejores personas.

  • REINSERCIÓN SOCIAL

    Es un concepto bastante amplio, pero su comprensión está dada por los objetivos institucionales, la búsqueda de “agentes de esperanza” con la capacidad de influir socialmente, esto tendrá el resultado de nuevos líderes, proactivos, que tengan proyectos en la búsqueda de reinsertar socialmente a las personas por medio de conceptos de autorrealización que aliente a los demás a trabajar por el bien de los demás.